Costeño narra literatura del pasado en Bluefields

El escritor de raíces caribeñas Rodolfo Jerez, quien vivió parte de su infancia en Bluefields y desde años reside en Canadá, presenta el libro “El Remo Negro” una novela que describe situaciones de la vivencia entre la comunidad afrocaribeña entre Limón (Costa Rica) y Bluefields (Nicaragua).

“Me inspiro ser costeño, ser blufileño, la vida me ha guiado hasta Canadá, sin embargo, mi Bluefields lo llevo en la sangre” nos cuenta.

El libro relata una historia real acompañada de ciertos personajes imaginativos de un niño que remanado una canoa es ayudado a dar vuelta porque no sabía cómo hacerlo, y el héroe es Hugo Hudson, desarrollado en su ciudad natal, Bluefields.

El niño queda en manos de sus abuelos y más adelante retorna con sus padres a Venezuela.
Durante su vida sufre algunos trastornos que lo llevan al borde de la muerte; cosa que se repite durante su adolescencia y en su vida adulta pero siempre teniéndola frase que “el negro Hudson” lo inspiró para fortalecer su espíritu de vida “hunde el remo y empuja con fuerza”.
Se relatan hechos históricos de la esclavitud tanto en la Costa Atlántica como en el Pacífico de Nicaragua.

La publicación se puede comprar por Amazon. Se pide por internet.https://www.amazon.ca/REMO-NEGRO-Rodolfo-Antonio-Jerez/dp/B09FCCCDLC/ref=sr_1_1?crid=1FZ14MEBG925W&keywords=El%20remo%20negro&qid=1647352711&sprefix=el%20remo%20negro%2Caps%2C71&sr=8-1&fbclid=IwAR0HaCAqOv-VqiTvFBwMzEtRksDTJZru-D64ZpDtdIuw6fBNlCBTG91YWjM&asin=B09FCCCDLC&revisionId=&format=4&depth=1

Parte de la historia dice

«Nací en una casa tipo finca. Mi madre Matilde estuvo muy delicada por mi peso y tamaño:12,5 libras y muy “grande el niño”, dijeron, pues no conservaron la medida exacta. A los cuatro meses me dejaron con mis abuelos Victoria y Antonio.

Él de origen guatemalteco y ella de Costa Rica. El abuelo formaba su segundo matrimonio. Cuando llegó a Bluefields en la Costa Atlántica de Nicaragua, procedente de Puerto Limón, Costa Rica, se presentó como el Ingeniero Electricista Antonio Coronado Aguilar; con un libro bajo su brazo que decía “Principios de la electricidad”. Un noviembre de1937.

En su viaje de traslado los acompañaron sus hijos Matilde de La Trinidad, Antonio y Rodrigo, en el orden de edades. Tuvieron que viajar por vía marítima cruzando la barra del colorado, Situada en el extremo norte de Costa Rica, cerca de la frontera con Nicaragua, con el Mar Caribe a su merced.

Le puede interesar LA VIDA SIGUE SIENDO BUENA

Barra de Colorado era un sitio inhóspito en ese tiempo. Al salir de Puerto Limón de Costa Rica, la embarcación pasaba por la desembocadura del río Colorado en el Caribe. Fue la travesía saliendo de Puerto Limón hasta llegar a Bluefields.
Cuando la abuela narraba la historia daba horror pues “el barco frágil a meced de las olas estaba rodeado de tiburones y sabíamos que si la barca se volteaba no sobreviviríamos a la pesca del tiburón sobre nuestras carnes”

Portada de la obra Imagen Cortesía

Se instalaron en Bluefields

Una vez en Bluefields se instalaron en una casona alejada de la bahía, rodeada de tela metálica para protección de los zancudos y yo recuerdo que estaba rodeada de árboles y una gran cerca de madera tipo corral de caballería.

Nunca supe cómo la familia fue destinada a ese lugar, pero don Antonio instaló poco después a orillas de la bahía el gran medio de comunicación en ese tiempo, la Tropical Radio que representaba en único medio de comunicación con el exterior a base del telégrafo.

Fue en el tiempo cuando la compañía norteamericana General Electric formó la Radio Corporation of America con los activos de Marconi en 1919, los conflictos sobre patentes provocaron un impulso para acuerdos de licencia cruzada con los otros grandes intereses eléctricos y telefónicos.

Además de RCA, General Electric, AT&T y Westinghouse, un quinto socio en el grupo de patentes era la United Fruit Company, cuyo negocio principal era la producción de banano.

Cómo la compañía frutícola se convirtió en un actor del cartel de la radio estadounidense y el impacto de sus actividades de radio en los trópicos se delinea la evolución de su subsidiaria Tropical Radio and Telegraph Company, creada en 1928.»